escritos de papel y lapicera

escritos de papel y lapicera
Escribir ficción es un hobby para mi, lo hago esporádicamente y cuando puedo o cuando alguna idea se me transforma en algo tan obsesivo que debo plasmarlo en el papel.

Es cierto que a veces escribo en Word, pero han sido mas las veces en que escribo en cuadernitos pequeños y fácilmente manejables con lapicera de gel negro...

Cariños especiales a todos y mil gracias por visitar mi imaginario!!!


Graciela

sábado, julio 03, 2010

La vida me regaló una hermana…

La vida me regalo una hermana…
en los albores de mi preadolescencia,
era larga, flaca y arrugada…
y no sabia ni que hacer con ella…

La vida me regaló una hermana…
chiquitita, gritona y caprichosa,
de grandes ojos azules y rubia cabellera hermosa,
En lo peor de mi propia adolescencia!

La vida me regaló una hermana…
niña de 8 o 9, curiosa y metereta,
cuando yo me debatía entre maquetas
con que la facultad me fastidiaba.

La vida me regaló una hermana…
adolescente y vergonzosa,
demandante de todas esas cosas,
que yo apenas comenzaba a conocer…

La vida me regaló una hermana…
Que comía cual termita,
Cuando a tomar el te la invitaba
A la casa de la “teterita”

La vida me regaló una hermana…
plena de joven algarabía…
que cuando en México yo residía,
Llenó mi departamento de alegría.

La vida me regaló una hermana…
con la que juntas lloramos
a nuestros sendos amores lejanos…
largas noches de carteadas…

La vida me regaló una hermana…
Y nos fecundó al unísono,
Compartimos panza, parto y mamadas
Correderas y llantos a la madrugada.

La vida me regaló una hermana…
Que fue y es tía de mi hija,
A la que mimó, bañó, durmió y sacaba
Las mil capas de ropa con que yo la arropaba.

La vida me regaló una hermana…
Con la que compartí hijos y crianza,
Colegio, fiestitas, reuniones de padres…
Y la felicidad de ver crecer a los retoños.

La vida me regaló una hermana…
Con la que nos acompañamos,
En sendos momentos difíciles,
Con fé, con amor y con esperanza…

La vida me regaló una hermana…
Adulta, esposa y madre de cuatro hijos,
Mis cuatro hermosos sobrinos.
Pequeñas maquinas de soplar velas en los cumpleaños…

La vida me regaló una hermana…
Con quien no somos “amigas”,
Tiene su propia gran familia…
Y a veces la siento… tan lejana…

La vida me regaló una hermana…
Y un hermano varón que compartimos,
…cuando nuestros padres partan…
Ojalá nuestro amor nos tenga unidos.

La vida me regaló una hermana…
Le estoy profundamente agradecida!!!

Graciela Mariani
Sábado, 24 de Noviembre de 2001
escritos de papel y lapicera

No hay comentarios.: